punto de venta Las tendencias en el punto de venta físico

punto de venta físico

A estas alturas de la historia de internet, más de 20 años después de su popularización en entornos domésticos, el sector del ecommerce ha demostrado su poder y ha sido capaz de establecerse en una posición privilegiada entre las diferentes actividades que tienen lugar en la red. Retailers como Amazon o Alibaba han pasado de startup a gran empresa multinacional en solamente unos años y hoy en día casi todas las grandes empresas con tiendas físicas han desarrollado su reflejo en el online.

Después de años de crecimiento para el comercio electrónico, nos encontramos sin duda en una etapa de madurez en la que el online se ha establecido como un canal de venta más. Si nos fijamos en aquellos vendedores omnicanal —que cuentan tanto con punto de venta físico como con tienda online—, no tardaremos en darnos cuenta de los modelos de venta físico y digital no son competidores, sino canales complementarios a disposición del cliente, que elegirá uno u otro en función de su conveniencia en cada momento.

Es un hecho constatado que el online y el offline conviven, y así lo demuestran análisis como el I Estudio de Marketing Relacional en España elaborado por Mediapost, entre muchos otros. En dicho estudio podemos ver cómo el consumidor combina online y offline a la hora de hacer sus compras. Este uso de ambos canales tiene ventajas para el consumidor en tanto que facilita comparar precios, entregas, coste del envío frente a conveniencia de adquirir el producto en la tienda física, etc.

¿Cuáles son las tendencias en el punto de venta?

Dentro de esta situación de convivencia entre modelos de venta físicos y puntos de venta online, podemos diferenciar una serie de tendencias que buscan poner a disposición del consumidor un mayor abanico de opciones a la vez que la marca se asegura de comportarse de manera acorde a sus valores y atributos.

Si hace unos años encontrábamos las primeras tiendas online de marcas que históricamente vendían solo en tiendas físicas, hoy la primera tendencia que podemos identificar es la opuesta: los grandes ecommerce comienzan a abrir puntos de venta físicos, ya sean pop-ups, flagship stores o puntos de venta permanentes. Un claro ejemplo es el de Amazon Go, el supermercado inteligente de Amazon, que hasta hace poco era un pure player digital y de esta manera se nos presenta como punto de venta omnichannel. En el caso de España, podemos encontrar el ejemplo de Tiendanimal, que ha pasado de estar exclusivamente en internet a presentar una red muy potente de tiendas físicas.

Otra de las tendencias en el punto de venta físico más destacables en la actualidad es el cuidado de la experiencia de compra. Llamada también experiencia de usuario o UX, se trata de un concepto muy conocido en el entorno digital que comienza a aplicarse en los modelos físicos. Uno de los ejemplos más populares sería Apple, que convierte la experiencia de sus tiendas en algo muy diferente desde hace ya muchos años.

Algo similar en su concepción pero que sin duda representa una tercera tendencia es el trasladar atributos del digital al físico, ya sea a través de la implementación de experiencias digitales en la tienda o mediante servicios complementarios como el click-and-collect.